Saltar al contenido

Lentes de color

Color de ojos a la carta

Es cierto que somos inconformistas por naturaleza y que todos alguna vez hemos soñado con tener el pelo liso, si es que lo tenemos rizado, tener un trasero respingón, en lugar de caído, ser más altos, más delgados o más fuertes. Y como no, hemos imaginado alguna vez poder cambiar el color de nuestros ojos.  Seguro que todavía te acuerdas de la primera vez que te miraste al espejo y dijiste para ti: “Seguro que si hubiese tenido los ojos claros se hubiese fijado en mí y no en mi amigo/a”.

Pues bien, las lentillas de colores, van a evitar que nos volvamos a formular ese tipo de preguntas. Nos ofrecen la posibilidad de convertir ese marrón tan feo en un profundo azul acero, y ese azul tan soso en un brillante verde mar. Por tanto, ¿Por qué nos vamos a privar de ello? Estas son algunas de las opciones que tu ojillos (y tu ego) agradecerán.

Un tipo de ojo, una lentilla
Todos los ojos son diferentes. Los hay más sensibles a la luz, con un mayor grado de permisividad al sol, con pupilas más grandes, más pequeñas… Por ello, antes de elegir tu nuevo color, es conveniente y prácticamente imprescindible elegir las lentillas que corresponden a tus ojos.

Hay 4 tipos de lentillas:

  • Las lentillas de mejora no cambian el color natural de los ojos. Los vuelven más brillantes, iluminando así la mirada. Esta nueva profundidad se obtiene por el fortalecimiento del contorno del iris.
  • Si lo que quieres es un cambio radical de color, las lentillas opacas son para ti. ¡Son perfectas para los ojos oscuros!
  • Para destacar por tu originalidad en las cenas, las lentillas de fantasía te irán como anillo al dedo. Con una mirada felina o de serpiente, encantarás a todo el mundo.
  • Las lentillas filtro mejora la visión de los colores y corrigen los efectos ópticos.


El color no importa, pero !elije uno!

La elección del color es una decisión crucial. Por ello, una vez te tomes tu tiempo y veas todas las lentes de contacto que haya en la óptica, tienes varias opciones dependiendo de cuál sea el resultado que buscas. Si lo que quieres es un cambio discreto, es aconsejable que busques los mismos matices para poder ir hacia un cambio más radical. En este sentido, para los ojos claros, son adecuadas las lentillas de mejora, ya que resaltan la mirada y aportan un cambio discreto.

Por otro lado, lo ojos marrones tienen patente de corso, todo está permitido. Por tanto, lo más aconsejable es que optes por la lentillas opacas, ya que un azul zafiro o un verde profundo hará irresistible tu mirada. No obstante, hay que tener ciertas precauciones, sobre todo, porque, aunque sean de colores, no dejan de ser un elemento que se introduce en un órgano tan sensible como es el ojo. Es por ello, que se deben seguir la mismas reglas que se siguen para las lentillas normales. Si no estás acostumbrado a llevarlas, es recomendable no llevar las primeras más de medio día, para no irritar la córnea. Si por el contrario, ya eres todo un experto, es tan simple como adquirir la versión coloreada. Y, a menos que quieras sorprender a los que te rodean, avísales…o no.

  • visa
  • mastercard
  • paypal
  • bankTransfer
  • cashOnDelivery
Ir al principio de la página